martes, septiembre 22, 2009

Y la reserva

Como los niños en la guardería son unos trastos y saltan, juegan, se arrastran, se revuelcan... En fin, que disfrutan de las actividades como debe ser. Le he preparado a Izhan otro babi de reserva. Como a él le encantan los animales (verlos de lejos o en dibujos, si se le acercan es otra cosa jajajajjaa) y a mi me encantan los gatos, pues hemos hecho un pacto y le he puesto en el babi un gatito muy coqueto. A ver qué os parece el resultado.

Y como todo gato vaya por donde vaya, aunque no se le oiga, van dejando las huellas este no iba a ser menos y también ha dejado las suyas.

El nombre lo he hecho con el punto de cordoncillo que aprendí gracias a las explicaciones de una de las amigas de Endora. La verdad que es super fácil de hacer y queda de lo más chulo.

Gracias a todas por vuestra paciencia y vuestras enseñanzas y por estar encontrar siempre lo que necesito.
Publicar un comentario