domingo, octubre 21, 2007

Desde el corazón

Cuando conoces a una persona y vas teniendo roces con ella, momentos buenos y sin sabores; días de felicidad y días de lágrimas y esa relación persiste dan la enhorabuena porque has conseguido un amigo. Lo entiendes y lo agradeces a la vida, a Dios, cada uno según en lo que crea. Pero cuando ocurre lo inexpicable, el roce y la amistad se hace a tra´ves de una pantalla de ordenador sin verte la cara, sin poder tocarte y abrazarte pero siempre con la seguridad que está ahí ¿cómo lo llamamos? Pues yo lo llamo también amistad. Pero esta vez AMISTAD con mayúsculas porque tiene más mérito aún.

Esta suerte la tengo yo. Tengo unas cuantas Amigas repartidas por España: Cartagena, Barcelona, Valencia, León y Canarias. También tienen nombre, por supuesto, Asun, Anna, Vanessa, Teresa, Mar, Marta y Loly. Y todos os estareis preguntando a qué viene el rollo patatero y sentimentaloide que nos está solando esta hoy.

Todo esto viene a que quiero compartir con todos vosotros el cariño que he recibido para mi y para mi bebé de estas Amigas de León y de Barcelona, en concreto en este momento. No se puede transmiir más amor y más mimos a través de unas labores. Y ya sólo me queda decir GRACIAS MAR, GRACIAS ANNA os quiero, de verdad que os quiero.

Aquí teneis el amor que me ha mandado Anna desde Barcelona (pronto será devuelto para ti guapa, tú ya me entiendes).









Aquí lo realizado por Mar.


De nuevo GRAC IAS, os quiero.
Publicar un comentario