martes, enero 10, 2012

Perdón, perdón, perdón

Primero tengo que pedir perdón por el parón que he hecho con el blog, pero al nacimiento de la niña se ha unido el cambio de domicilio habitual, el trabajo, la familia.... Bueno, que os voy a contar que no sepais, en realidad ha sido la vida cotidiana que te hace pasar por los días de dos en dos sin enterarte.

Aunque no me ha cundido mucho las cosas, por eso el caracol de esta entrada, he ido haciendo cositas que os iré mostrando poco a poco.

En octubre estaba invitada a una boda muy especial que, muy a pesar mía, no pude ir. Aún así les mandé un regalito con todo mi cariño para que los novios lo compartan en su nuevo hogar.

Este cuadro tan romántico está realizado sobre lugana en 1x1 con hilos DMC también con un cabo.

Las letras son esas porque así habían elegido los novios poner sus iniciales en la tarjeta de invitación. Bueno, el diseño de las letras estaba mejor hecho, pero primero a mano alzada y luego pasarlo a la tela no pude hacer nada mejor.

Muchísimas felicidades de nuevo y, sobre todo, gracias por "aparecer" en mi vida y querer tanto a Javi.
Publicar un comentario