viernes, octubre 16, 2009

Recordando

Los días que he estado en casa de mi madre disfrutando del nuevo miembro de la familia me ha hecho pensar en los años que llevo con una aguja en la mano haciendo cruces, que es lo que más me gusta por cierto. Mi madre me cuenta y enseña orgullosa un mantelito de una tela vichy en azul que dice que hice con 4-5 años. Yo recuerdo hacer las cruces en la tela vichy (que en esa época no la llamaba sí, por supuesto jajajjajaja) con el bastidor e hilo de madeja, el de las hebras era para bordar y yo todavía era muy pequeña para eso, pero no recuerdo la edad.

Así que con un ataque de melancolía cogí la cámara y le hice fotos a los cuadros que tiene mi madre en la pared. Estos ya tienen una técnica más depurada porque los hice de mayor pero también hace mucho. El mantelito no lo fotografié porque no estaba mi madre y no se dónde lo tenía metido, pero en otra ocasión lo haré.

Aquí os dejo una Mirabilia, la reina de la primavera y un reloj que cuelgan orgullosos de las paredes de la casa de mi madre.


Publicar un comentario