domingo, febrero 25, 2007

Colgando cuadros

Hace ya tiempo hice un cuadro para la entrada de mi casa pero entre los días que pasan a una velocidad vertiginosa, que los llevo a mi pueblo a enmarcar porque aquí todavía no he encontrado un sitio donde me lo hagan como me gusta (bien), que me lo traigo, que lo colgamos, que.... En definitiva, que hasta hoy no lo hemos colgado, vaya. Así que después de tantas excusas pues aquí está ya colocado en su sitio. De momento está solito, pero ya hay otros gatitos maullando en mi caja de costura por saltar a hacerle compañía a estos ojazos.
Y una vez que teníamos, bueno tenía Javi, el taladro en la mano pues me ha colgado este maravilloso regalo que me hizo mi querida amiga Loly para mi boda. Aunque desde que lo recibí lo tenía colocado, estaba sobre el mueble, a partir de hoy ya tiene su propia alcayata para que luzca en todo su explendor. Me sigue pareciendo tan bonito o más que cuando lo recibí. Creo que será como los buenos vinos que van cogiendo solera con el tiempo. Así que este será mi cuadro soleroso o saleroso, como lo querais llamar jajajajajja.
Y ya para finalizar el cuadro viviente que tengo en casa, que no necesita alcayata, ni taladro y se va colocando donde más a él le apetece.

Publicar un comentario